Traductor

domingo, 27 de noviembre de 2016

Paso elevado (2) Paredes de roca

NOTA:
Tal como ya he comentado en diferentes artículos, Beniflá Train es una maqueta que no representa ni reproduce ninguna instalación ferroviaria concreta, ni ningún espacio o paisaje real. Todo en ella es una invención del autor que pretende generar un decorado que se acople a un amplio grupo de épocas y que en él haya cabida para el tráfico de muchas y diferentes composiciones. 

Bien es verdad que intento respetar las normas NEM de modelismo y poner coherencia entre los elementos que voy incorporando pero en esta ocasión, y obligado por las medidas,  he tenido que usar la imaginación "a lo grande" y reproducir un tipo de construcción poco real y con unas técnicas arquitectónicas muy al estilo "chigory"

Ruego a los entendidos en obra civil que disculpen la osadía.

🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸

En esta parte de la maqueta se sitúa un paso de vías elevado soportado por una serie de pilares y jácenas de hormigón.  Esta construcción aprovecha un talud natural en el que se han excavado los huecos necesarios para levantar los mencionados pilares.

Como continuación de los trabajos realizados bajo el paso elevado, la siguiente fase ha consistido en la confección de las paredes de roca.  Compuestas por cinco paneles "casi" verticales, cubren el fondo de esta zona ocultando en su totalidad la rampa norte y delimitando la parte de usos industriales que ya dispone, ahora sí, de mucho más espacio.  


Este ha sido el divertido y didáctico proceso.

Para los soportes he usado un cartón duro obtenido de las tapas de ficheros A-Z reciclados.  


Nuevamente he utilizado la espuma que originalmente se vende para los adornos florales.
Es un material muy versátil.  Se moldea con mucha facilidad. Admite la cola de carpintero líquida y la de aerosol.  También soporta la escayola, el cemento cola y otros productos como pinturas acrílicas. En definitiva, un buen material para decorar.


Pegamos diferentes trozos de espuma con varios grosores.


Sobre ellos he incrustado elementos con los que pueda obtener una reproducción de roca.
En este caso empecé con trocitos de carbón (el de la barbacoa) y también añadí pequeñas piedras de varios calibres.
Con los dedos y un pequeño martillo aplastamos por aquí y por allá para ir eliminando la rectitud de la espuma.


A continuación rocío abundantemente con una colada hecha con escayola o cemento cola (el de solar baldosas) diluidas en una base de agua y cola de carpintero al 50 %.

Este detalle es bastante importante y vale la pena explicar:  Si usamos solo agua, la mezcla sale igual de bien y la espuma la admite, pero al secar se cuartea un poco y se puede desprender por alguna parte.  No así si usamos agua y cola de carpintero.  Es cuestión de probar.



Una vez que estén bien secos los paneles, les vamos dando colores y añadiendo motivos vegetales intentado imitar el aspecto que ofrecen este tipo de taludes en un entorno natural.






Pruebas de encaje y color


Y una vez decorados los cinco paneles se han ido colocando cada uno en su hueco correspondiente quedando bien sujetos por su parte trasera mediante grapas y colas.




 

Y con este tipo de decorado he conseguido unas dimensiones más grandes que las que disponía en un principio para esta zona.
Ahora sí que dispongo del espacio necesario para albergar las instalaciones y accesos de este rincón de la maqueta.



Saludos para todos,
Vicente.